Marchigüe se caracteriza por sus molinos de viento.

Destaca su artesanía y costumbres típicas, entre ellas se encuentran, la construcción de coches de caballos de 2 ruedas llamados “cabritas”, la confección de ponchos y mantas de lana pura, tejidos de lana a crochet, manufactura de cuchillos de cachos de vaca, alfarería rústica, cerámica artística, alfombras de Zisal, hechura de monturas, riendas, aperos y artículos de cuero, una gastronomía basada en la carne de cordero, la preparación de chichas, chacolíes, mistelas y aguardientes.

 
 
 
 
Para consultas e informaciones
  • White Facebook Icon
  • White YouTube Icon
  • Blanco Icono de Instagram